Si algo tenemos que envidiar a las propiedades antiguas es su gran tamaño, es extraño encontrar en ellas dormitorios o salas pequeñas. Sin embargo, ahora es todo lo contrario, los espacios son mucho mas reducidos.

Escoger los muebles va muy ligado al espacio del que disponemos, tenemos que aprender a aprovechar el ambiente y el mobiliario puede ser una ayuda o un obstáculo. Cuando pensamos en ahorrar espacio lo primero que tienes que comenzar a hacer es mirar hacia arriba, debemos trabajar a distintos niveles de altura, por ejemplo los estantes son un mueble con el que ahorraremos espacio. Además pueden ayudar a separar espacios y a decorar. De alguna manera cumplen tres funciones sin apenas notarlo (decorar, separar y almacenar los objetos que desees). El modelo dependerá de tu gusto y del estilo de tu decoración.

El mueble de entretenimiento o mueble del televisor nos sirve tanto para contener el televisor como para organizar nuestros libros o juegos en estanterías de diferentes tamaños y cajoneras en la parte baja. Este mueble lo encontraremos de los modelos más diversos; nuevamente, piensa primero en tu espacio y busca el que vaya con tu estilo de vida y con tu decoración.

La sala es uno de los ambientes que más nos preocupan ya que allí recibimos a nuestras invitados. No debemos olvidarnos de los sofás y sillones. Los muebles de una sola pieza suelen ser más efectivos en el caso de salones reducidos, ya que suelen ser de tamaños más pequeños, y esto nos brinda una sensación de amplitud al espacio.

Incluso puedes utilizar una mesa de centro que también puedas usar para comer si lo necesitas, una mesa de doble altura es muy útil ya que podemos guardar objetos y la vez adornar nuestra sala.

El dormitorio es otro de los ambientes donde cuesta mantener el orden, sin embargo, también te diré que es una habitación en la que tienes varias alternativas para sacar provecho a los metros cuadrados. Hay muebles que pueden ser cama, escritorio, cómoda, todo en uno. Una opción muy interesante dentro del dormitorio es que tu cabecera sea al mismo tiempo una repisa o estante. En el dormitorio, lo más importante para tenerlo todo bien organizado, es tener un buen armario pensado y concebido para tus cosas. No te conformes con estándares, cuando puedes hacer tu armario personal.

Los colores de tus muebles también te ayudan a darle o quitarle una sensación de amplitud al espacio. Para los fondos son recomendables colores claros y vivos, pudiendo ser el blanco, el capuccino, el coral, etc. Asimismo, los muebles que coloquemos, utilicemos una gama neutra con algunos detalles en colores fuertes para darle un toque de carácter al ambiente. En general, el uso de colores claros le dará luminosidad al ambiente, que es lo que finalmente deseamos.

Es esencial tomar las medidas del espacio antes de ir a comprar un mueble para asegurarnos de que entrará en el espacio, que quedará proporcionado y que nos sentiremos cómodos. Tan feo es una estancia repleta, como una estancia vacía. Tenemos que conseguir con la ayuda de profesionales que quede una estancia perfecta.

Los muebles que coloquemos nos deben permitir una buena circulación en especial entre una habitación y otra. El camino que lleve hacia la puerta debe permanecer libre. Los muebles con mayor tamaño deben ir en la pared más grande también para que no se vea saturado.

Una vez tengas claro qué muebles son los ideales para tu piso o apartamento y encuentres la mejor forma de distribuirlos, Ejemplo de mueble juvenil funcional: 2 camas+mesa estudiorecuerda buscar la funcionalidad.